Rollitos de garbanzo

No sé a ustedes,  pero a mí me encanta la comida que viene en envase chico.

Me gustan las preparaciones en miniaturas que entran en pirotines adornados con dibujos. Mini sándwichs dispuestos en platos de té.  Bocaditos de esos que en inglés se llaman bites porque alcanzan a comerse con una sola mordida, cubiertos de cremas de colores, semillas, especias…

Creo que estos gustos  provienen de haberme quedado enganchada con la tetera que tiene frío de María Elena Walsh… O con festejar el feliz no-cumpleaños con el sombrerero y el conejo que tiene relojes. De cualquier manera: esto ya sería tema de terapia.

Lo que sí hace a la cocina es que cada oportunidad que tengo la aprovecho para hacer finger food, en este caso bocaditos con pasta de garbanzo y arroz.

A veces – sino bastante seguido-  la cocina se trata de inventar con lo que hay. Para esto tenemos dos alternativas: 1) Recalentar y servir lo que mi mamá solía llamar ropa vieja. 2) Reciclar y utilizar los puchitos que nos quedan para hacer algo nuevo. Yo soy partidaria de lo segundo. Así salen estas recetas finger food.  Hoy: Rollitos de pasta de garbanzo

Esta receta lleva más explicación que trabajo así que a no preocuparse.

Ingredientes

Para la pasta

  • Ingredientes150 gr garbanzos cocidos y procesados
  • 150 gr arroz integral o yamaní integral cocido
  • 75 gr Queso cremoso de coliflor o coliflor bien procesado
  • Pan rallado (opcional)
  • sal y especias a gusto

Para los rollitos

  • 1 zapallito italiano o zucchini mediano
  • 1 berenjena chica
  • 1/4 de zapallo calabaza

Para adornar: semillas de sésamo blanco y negro, semillas de amapola y chía, pimentón ahumado, cúrcuma, pan rallado. O lo que te guste!!

verduras
La idea es elegir las verduras que más te gusten.

Herramientas

Paciencia,  dedos hábiles y no demasiado fuertes (es broma!!!) y un cortapasta de tu gusto – yo usé rectangular-

A procesar todo

Para hacer la pasta procesamos la pasta de garbanzo, el arroz y el coliflor hasta que quede una masa firme Podrías utilizar cualquier otra verdura que tengas, eso sí, hay que compensar la cantidad de líquido del vegetal, porque la masa tiene que quedar manejable. Ahora la guardamos en la heladera y mientras tanto, nos encargamos de las verduras.

tipAhora vamos con los vegetales… Ponemos a calentar la plancha con un poquitín de aceite. Cortamos el zucchini, la berenjena y la calabaza a lo largo, en fetas muy finitas. Y cuando la plancha está bien caliente las ponemos a cocinar hasta que estén tiernas. (también podés hacerlas en una sartén)

Con las cocciones terminadas, empezamos a armar…. Y acá es cuestión de dejar volar la imaginación e ir haciendo pruebas. ¡El garbanzo es el límite! Yo hice

  • rollitos de zucchini (un poquito de pasta y a enrollar)
  • mini-sándwich de berenjena (una capa de berenjenas en un envase rectangular, pasta de garbanzos en el medio, otra capa más de berenjenas; luego corté rectángulos con el cortapasta)
  • multicapa de zapallo calabaza (como en el anterior pero esta vez fui combinando capas de zapallo y pasta)
rollitos
Rollitos, rectángulos, bolitas de sésamo. Cualquier idea es válida 🙂

¡Y ya tenemos una cena especial!

¿Qué otra finger food se te ocurre con la pasta de garbanzo y arroz?

 

Dejá un comentario