Chai: sabores de la India

Segundo martes y vamos contando para los 52… Desde el martes pasado me he propuesto algunas cosas, entre ellas conocerme a mí misma… No sé porqué me suena a libro de autoayuda barato, a ver si me explico mejor: conocer, me conozco. Como todos, a grandes rasgos y en las cosas más trascendentales; pero me refiero a conocerme en esas pequeñas “cotidianeidades” que uno pasa de largo porque parecen nimias. Por ejemplo, esta semana descubrí que, indefectible e irremediablemente mi estado de ánimo afecta mis comidas. Un aspecto interesante para dejar fluir en algunas ocasiones, pero esta no fue una de “esas” ocasiones; por el contrario: me quedó la boca ardiendo y la casa pasada a tandoori, comino y cúrcuma. Ya está debidamente anotado: no hacer coliflor al curry en días de humor precario. 

Sweet taste of India

Entre cúrcuma, comino, y garam lo que terminó quedándome en la cabeza es el tema de AerosmithGotta love the sweet taste of india…”  En fin.

Cómo hacer té chai para el invierno!

No sé si les he contado que al dejar de consumir productos animales el paladar se afina bastante, por lo que la comida especiada tiende que ser un gusto adquirido. Según los que saben, la comida hindú, thai, vietnamita, armenia e inclusive la griega, pueden ser  un fantástico asalto a los sentidos (para mí es un viaje fascinante desde el paladar). No obstante hay pequeñas joyas de sutileza, como por ejemplo el té chai.

El té chai es una bebida típica del sur de la India, se sirve té negro con hierbas aromáticas y especias estimulantes,  cortado con leche. Su nombre chai proviene de la pronunciación de la palabra té en hindi: cay. Por lo que he leído, sus bondades no son nada desdeñables, entre otras cosas:

  • tiene propiedades antioxidantes
  • reduce el colesterol malo
  • estimula la concentración intelectual 
  • es un antiséptico natural 
  • es rico en minerales. 

 Preparando chai

Mi encuentro con esta infusión fue en una mateada compartida con un grupo de iniciación de Reiki y la verdad es que me enamoré. Es una bebida reconfortante, mezcla de vigor y suavidad; el complemento perfecto para relajarse, para después de meditar y del yoga. 

El cardamomo tiene propiedades antisépticas.

Debo confesar que la primer receta que me pasaron no incluía té, sino que era agua aromatizada con hierbas y especias: jengibre, cardamomo, clavo de olor, anís estrellado y pimienta negra. ¡Y no puedo explicarles lo rica que es para el mate!!! A partir de ahí empecé a explorar y encontré las siguientes variantes.

Chai del sur de India: té negro (en sus variedades assam, darjeeling, o  té de Ceilán) , cardamomo, canela en polvo, clavo de olor, pimienta negra, anís estrellado y jengibre en polvo (yo prefiero el jengibre fresco)

Chai del Oeste de India: Té verde, cardamomo, canela, clavo de olor, pimienta negra, anís estellado, jengibre en polvo, azafrán y almendras crudas   

También lo he probado con té blanco (es un poco caro) y con ban-chá que es una variedad de té verde japonés. Ambas combinaciones quedan realmente exquisitas.  También puede utilizarse leche vegetal en lugar de agua, para mí las mejores opciones son las leches almendra o alpiste; la leche de coco agrega otro sabor más a la infusión 🙂 

Así que, sin más preámbulo, aprovechando la lluvia que se escurre por las hendijas y esta sensación tan fuerte de invierno: ¿nos tomamos un chai frente a la ventana?

Té Chai
Infusión hindú de aromáticas y especias.
Escribe una reseña
Imprimir
Chai de especias
  1. 1 lt de agua
  2. 8 grs de jengibre
  3. 7 bayas de cardamomo
  4. 4 clavos de olor
  5. 1 flor de anís estrellado
  6. 5 granos de pimienta negra.
Té chai del sur
  1. 1 lt de agua
  2. 2 cdas de té negro
  3. 1 cda de cardamomo
  4. 2 cdas de canela
  5. 2 cdtas de clavo de olor
  6. 2 cdtas de primienta negra
  7. 1 cda de anís estrellado
  8. 1 cda de jengibre en polvo
Té chai del oeste
  1. 1 cda de té verde
  2. 1 cda de cardamomo
  3. 2 cdas de canela en polvo
  4. 2 cdtas de clavo de olor
  5. 1 cdta de pimienta negra
  6. 1 cda de anís estrellado
  7. 1 puñado de almendras crudas
  8. 1 cdta de azafrán
  9. 1 cdta de jengibre en polvo
Instrucciones
  1. Colocar todas las especias y el té en un recipiente de vidrio, o resistente al calor.
  2. Poner el agua al fuego hasta que rompa el hervor.
  3. Volcar el agua hirviendo en el recipiente de las especias
  4. Dejar reposar por 10 minutos y, si se lo desea, colar.
Cocina Verde Pasión http://cocinaverdepasion.com.ar/

Dejá un comentario