Leches vegetales

Aunque se caiga de evidente, vale decir que las leches vegetales son brebajes de consistencia similar a la leche de vaca pero preparadas a partir de productos vegetales como semillas y legumbres, y frutos secos.

En el espectro de este tipo de leches contamos con muchas alternativas!!!

  • Leches de semillas: puede ser realizada a partir de semillas de sésamo, amaranto, girasol o alpiste
  • Leches de legumbres: dentro de estas la más común es la leche de soja (por ahora la menciono, porque ella solita es tema principal de un post)
  • Leches de frutos secos: Es una de las que presenta más alternativas; puede ser manufacturada a partir de almendras, avellanas, nueces, coco y castañas de cajú. Estas últimas en particular me resultan más útiles para hacer cremas.
  • Leches de granos: Entre estas encontramos las de avena, arroz, quinoa y cebada. Debo reconocer que varias de éstas no las he probado (todavía sigo buscando una buena receta para la leche de de avena 🙁 )

Para el café con leche

Más allá de la variedad, al comenzar a transitar el camino del veganismo  nos preguntamos cómo vamos a reemplazar algunas costumbres, como por ejemplo, la del café con leche.

Aclaremos que cada cual tiene sus gustos y su paladar, y por esa razón hay que ir probando. Puntualmente las que más me han gustado para tomar con el café han sido las leches de coco y la de almendra.

La leche de coco es más espesa, con más cuerpo como se suele decir. Podemos darle mayor densidad a la leche de almendras poniendo mayor cantidad de frutos secos. Lo que tiene a favor la leche de almendras es que posee un sabor bastante neutro. Además, para los/las que se enganchan contando calorías, la leche de almendras tiene bastante menos que la de coco.

Dicho esto, vamos con la receta

Receta de Leche de almendras

Ingredientes (para 1/2 litro)

  • 20 almendras
  • 2 tazas de agua

Preparación

  • Remojar las almendras por 8 horas. Si estamos muy apurados, otra opción es remojarlas con agua hirviendo durante 1 hora,.
  • Pelar las almendras. Puede dejarse la cáscara si se desea, el resultado va a ser una leche un poquito más oscura
  • Poner las almendras peladas y el agua en una licuadora yprocesar (también puede utilizarse una minipimer)
  • Pasar el licuado por un cedazo, para separar la carne de los frutos de la leche. Yo utilizo un trozo de muselina blanca que tengo especialmente para trabajar en la cocina.

Y ya está.

Lista le leche para tomarnos el café!!!

Deja un comentario